Seguidores

24 de mayo de 2011

Es mi barco mi tesoro

Sírvome hoy de Espronceda para permitirme el lujo de metaforear.
Es mi barco mi tesoro.
Desde mi condición de madre, durante muchos años me he sentido patrón de esta barca que es mi familia (y digo familia refiriéndome a mi casa, a mis dos hijos). He navegado a mi manera (o a la nuestra, porque mi marido ha formado y forma parte importante de la tripulación), fondenado donde nos ha apetecido y con viento casi siempre en popa. Hemos anclado en cien puertos. Nuestra única ley, la fuerza y el viento. Surcado hemos con libertad.
Me he visto cantando alegre en la proa, siempre deseando por riqueza la belleza sin rival.
Valga la metáfora y entiéndola quien pueda, con sentido maternal.
Amainaron tiempos de bonanza. Llegado han tiempos de tempestad.
Ahora hay veces que en la lona gime el viento y las olas de antaño plata y azul, se tornan en mar brava, mar de fondo, y nos vemos obligados a achicar agua, con pericia marinera maniobrar, pero siempre con el rumbo fijo de no zozobrar.
Rebelión a bordo!. Raudos, incansables, acudimos a la bitácora para el compás consultar. De tambuchos, recuperamos aparejos y defensas colocamos por miedo a escorar. El abordaje está servido. La tripulación,  cual enemigos, se resiste a la calma y quieren ellos gobernar. Necesitamos del práctico, de la paciencia. de escuchar, de pactar, de dialogar, de perdonar, de relativizar... Y nos resignamos a ver cómo las coordenadas del rumbo iniciado cambian porque el barlovento ahora ha variado de lugar .
Pero ahí estoy, en la proa y con catalejo. ¿Sentenciada estoy a muerte? Yo me río. Que no me abandone la suerte. Si ahora mi música es la del negro mar sus bramidos y el rugir de mis cañones, la esperanza me acompañe y, aunque no siguiendo el rumbo elegido, Estambul me esté esperando a la otra orilla, donde por fin pueda descansar arrullada por el mar.
Navega, velero mío sin temor, que si enemigo navío o tormenta o bonanza tu rumbo a torcer alcanza, ahí espero yo estar siempre para amainar.
Que es mi barco mi tesoro  y mi única patria la mar.
(No olvides entrar en los dos enlaces)
(Imagen:suvi.es)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada